sábado, 9 de octubre de 2010

Milonga para mamá de Saúl Huenchul

MADRE, la palabra santa, sagrada como ninguna
Porque hay solamente una que a nuestra niñez le canta
En el mundo es nuestra planta que nos da vida y calor
Madre, la fragante flor que nos perfuma hasta el alma
Nos acaricia con calma y nos besa con amor.

Ella nuestros sueños vela y nos acuna en sus brazos
Tal vez por ser un pedazo de su vida a pastorela
En las noches se desvela si escucha a su hijo llorar
Ella lo sabe cuidar como nadie puede hacerlo
Porque sabe comprenderlo, no se como, sin hablar.

Por Dios la naturaleza le dio una luna de madre
Y aunque un disgusto taladre pone en el alma nobleza
Guarda en el ser la pureza que le da el recién nacido
Madre que siempre ha vivido como esperando un regalo
Para ella no hay hijos malos todos son buenos y queridos.

Bendita madre razón de ser sagrada y hermosa
Por la ternura grandiosa que guarda en tu corazón
Ella es nuestra protección cuando arrastramos la panza
Pero en todo hay mudanza y así hijos que al crecer
Se olvidan de la mujer que fue esclava de su crianza.

Señora madre, bondad, que cría a sus hijos mimosos
Y después cuando están mozos ya ni le llaman mamá
Le dicen vieja nomas como algo que no acrisola
Pero cuando Dios de sola sabe mostrarlo en la lucha
De que mujeres hay muchas pero MADRE hay una sola.

Por eso madre, en el nombre del amor y del cariño
Quiero cantar como un niño quiero pensar como un hombre
Que Dios bendiga y alfombre su paciencia madrecita
Y en la ultima margarita de mi canto gaucho y fiel
En el nombre de Isabel quiero cantarle a toditas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada